¿Qué es?

El balón gástrico es un procedimiento médico, no quirúrgico, para pérdida de peso. Consiste en colocar temporalmente un globo de silicón dentro del estómago, con la finalidad de llenarlo parcialmente, provocando una saciedad temprana y un menor consumo de comida.

Representa una alternativa confiable a la cirugía bariátrica, con resultados buenos.

Es ideal para quien busca una alternativa para perder peso sin cirugía

¿Cómo funciona?

La función del balón es principalmente mecánica, mediante la ocupación de espacio dentro del estómago de forma que se alcanza una sensación de saciedad con menos alimento. Además esto permite que la cantidad de comida que se ingiere sea menor, traduciéndose en una pérdida de peso.

Es importante aclarar que aunque el balón gástrico tiene un efecto restrictivo, si se ingieren alimentos líquidos altos en calorías, no se lograrán los objetivos de control de peso.

¿Soy candidato a un balón gástrico?

El balón se recomienda para personas quienes:

  • Necesitan perder peso para una cirugía, incluida la cirugía bariátrica, con la finalidad de disminuir los riesgos
  • Buscan una alternativa no quirúrgica efectiva para bajar de peso

El balón gástrico suele ser útil para índices de masa corporal entre 27 y 35 kg/m2, y siempre que se esté preparado para hacer cambios a largo plazo en el estilo de vida, bajo la supervisión de un especialista en nutrición o control de peso.

Se debe tener en cuenta que, a pesar de ser una alternativa segura a la cirugía, la pérdida de peso con el balón suele ser más lenta y en menor cantidad.

Puede durar desde seis meses hasta un año

¿Qué pasa durante el procedimiento?

La colocación de un balón gástrico suele ser rápida: en promedio toma unos 15 minutos. Se realiza de forma ambulatoria y con una sedación superficial.

A través de la boca, y guiado por endoscopía, el especialista introduce el globo desinflado. Una vez que el balón se encuentra dentro del estómago, es llenado con solución salina estéril (usualmente pintada de azul). Posterior al llenado, el paciente puede ser enviado a casa con analgésicos leves y medicamentos para controlar las náuseas.

Dependiendo del tipo de balón, el retiro se realiza a los 6 o 12 meses, mediante endoscopia.

¿Necesito reposo para recuperarme?

Después de haberse instalado, por lo general se inicia la vía oral con dieta líquida -de acuerdo a tolerancia – que después se irá progresando a alimentos de consistencia normal.

Los efectos empiezan a notarse desde el primer día, y la pérdida de peso va desde los 15 hasta los 20 kilos en promedio.

Se pueden perder de 15 a 20 kilogramos de peso en promedio

¿Hay complicaciones para este procedimiento?

Posterior a la colocación del balón es normal experimentar náuseas y ocasionalmente un poco de dolor. Estos síntomas pueden manejarse de forma ambulatoria en casa con medicamentos vía oral y suelen durar unos días.

Posibles complicaciones asociadas al balón gástrico incluyen:

  • Mareos y náusea
  • Sensación de pesadez abdominal
  • Dolor abdominal o de espalda
  • Reflujo gastroesofágico
  • Sensación de indigestión
  • Pancreatitis – complicación rara
  • Ruptura del balón – complicación rara
  • Lesión durante la colocación o el retiro

Si presentas dolor intenso, náuseas o vómito incontrolables, comunícate inmediatamente con tu médico o acude a una unidad de urgencias. No olvides que tu salud es lo más importante.

Más información

¡Conoce nuestros paquetes!

O si deseas más información, o deseas hacer una cita para valorar si eres candidato a un balón gástrico, agenda una consulta o manda un mensaje de whatsapp y toma la decisión de cambiar tu vida.